Tomando Ventaja ante la Nueva Realidad

El éxito no dependerá sólo de administrar adecuadamente la crisis, sino de estar preparados para aprovechar las oportunidades que se generarán.

Estamos viviendo una nueva realidad ante esta pandemia y en el corto plazo tendremos que aprender a vivir con ella, reactivándonos de la manera más segura, preparándonos para estos nuevos retos, pero también para las oportunidades que se nos van a generar.Una muy probable crisis financiera tiene el potencial de tener mayores consecuencias que las que hemos vivido en los últimos meses. El empresario mexicano tendrá que tomar acciones de inmediato para atacar problemas puntuales del momento. Así mismo, es importante no actual apresuradamente ni por pánico. Es tiempo de pensar en el corto y mediano plazo para evaluar qué cambios debemos hacer en nuestro modelo de negocio para enfrentar los retos y oportunidades ante la nueva realidad.

Antes, el pez grande se comía al pequeño. Ahora el pez más ágil es el que llegará más lejos y tomará la delantera.

Transformación Digital y Automatización

Si bien México estaba en proceso de adopción de la transformación digital, -según varias publicaciones- dicha transformación digital se acelerará por lo menos 5 años. La transformación digital es un cambio cultural dentro de la organización y nuestra recomendación es reevaluar el modelo operativo, con la finalidad de ser más ágiles.

Hoy, nuestra competencia es mucho más agresiva que antes y habrá nuevos competidores que tomen la nueva forma de hacer negocios como parte integral de su modelo de negocios, tanto en su componente físico como en su componente digital. Es imperativo que la transformación digital forme parte de la estrategia del negocio. La designación de un equipo de trabajo de alto rendimiento es determinante para la ejecución y seguimiento de tan crucial proyecto. De acuerdo a una encuesta realizada por GPC, el 85% de las empresas cuentan con un plan de transformación, de las cuales el 67% lo aceleró debido a la contingencia.

Eventos disruptivos, como lo es la pandemia, nos impulsan a adoptar nuevas medidas que eficienticen los esfuerzos. Para lograr esta optimización, soluciones como la automatización de procesos, tardados y susceptibles a errores humanos, mediante el uso de robótica en las empresas serán fundamentales para salir airosos y más fuertes de esta crisis. Hoy en día, no basta con hacer las cosas que se realizaban antes; es necesario rediseñar nuestros procesos hacia una transformación digital.

Trabajo a Distancia

¿Cómo impactará el trabajo a distancia en las empresas? Independientemente de los aspectos positivos que trae consigo, tales como eliminar tiempos de traslados, mejora en la calidad de vida, incremento en la productividad; existen retos muy importantes que las empresas deben considerar. Entre los más destacados se encuentran la conectividad, aspectos de ciberseguridad y la motivación de los empleados.

Consideramos que el trabajo a distancia se mantendrá, pero no a los niveles en los que está en estos momentos. Somos de la opinión que cualquier estrategia de trabajo a distancia que se implemente en la empresa deberá contar con la retroalimentación de los empleados y así evitar decisiones unilaterales que puedan impactar la motivación, productividad y como consecuencia incremento en la rotación de empleados claves en la organización. Así mismo, las empresas deberán considerar los impactos que esto pueda tener en su estrategia de capacitación, así como la cercanía con los clientes. Cerca del 60% de los empresarios mexicanos consideran mantener horarios flexibles y la modalidad de home-office en la oficina.

Cualquier estrategia por implementar no deberá afec-tar la productividad ni el servicio al cliente como el centro de la razón de ser de las empresas y hoy más que nunca, es fundamental una evaluación de cómo el trabajo a distancia impactará la relación con: proveedores, clientes, empleados y los demás stakeholders.

Comercio Electrónico

Los hábitos de consumo cambiarán -en mayor o menor grado- para todos y, hoy más que nunca, es importante estar al tanto de cómo estos cambios impactarán el modelo de negocio. Si bien Amazon México lidera el comercio electrónico a nivel mundial, no es el único y a la salida de la crisis serán más los competidores que busquen incursionar en este mercado.

La pandemia ha traído consigo un incremento exponencial en las transacciones mediante estas plataformas. Muchas compañías tenían una estrategia sólida de comercio electrónico, mientras que muchas más se han visto en la obligación de reaccionar de manera inmediata. Hoy en día, cerca del 50% de los encuestados no cuentan con un canal de comercio electrónico. Es importante tomar en consideración lo siguiente: la experiencia del cliente, tomando en cuenta la facilidad de uso así como la disponibilidad del producto (aspectos logísticos y de entrega), contar con infraestructura de conectividad suficiente y hay que tener en cuenta canales de pago accesibles.

Consideramos que la actividad comercial a través del canal digital seguirá en aumento, por lo que es momento de evaluar aspectos de colaboración y entendimiento de los cambios en los hábitos de consumo. Por lo cual resulta importante que las empresas mantengan una estrategia de comercio electrónico sólida y actualizada a las nuevas tendencias de consumo. Cabe destacar que con la implementación de nuevos canales comerciales se incurre en riesgos, tal como lo es la ciberseguridad.

Innovación

Sin importar cuántas generaciones tenga la empresa, aquellas que se adapten a la nueva realidad serán las que mayores posibilidades tengan, no tan solo de sobrevivir, sino de prosperar y salir de la mejor manera posible para enfrentar los retos que se avecinan. Está claro que la pandemia y la recesión económica son aceleradores de la innovación. Hemos sido testigos de avances importantes en el mundo de la medicina, por lo cual somos de la opinión que esta pandemia traerá como consecuencia nuevos servicios, productos y negocios. Es fundamental acelerar los procesos de modernización y realizar una evaluación sobre la cultura existente en la empresa y cómo dicha cultura ayuda, o inhibe, su desarrollo. La innovación, debe formar parte del nuevo modelo de negocio. Dentro de sus actividades de regreso a la normalidad, la gran mayoría de las empresas mexicanas buscarán ofrecer nuevos productos o servicios así como rediseñar sus procesos internos.

Empieza a tomar importancia la figura del CIO (Chief Innovation Officer), la cual se responsabilizará del proceso de innovación que abarca desde la cultura de la organización hasta aspectos como alineación a la estrategia, generación de ideas, entre otras actividades. Consideramos que la figura no necesariamente tiene que ser una nueva integración a la empresa, sin embargo, esta persona deberá contar con la capacidad y allegarse de un equipo de trabajo enfocado a estas actividades.

En momentos de incertidumbre es fundamental innovar nuevas soluciones tanto internas como para el cliente, pero es importante no tener miedo de fracasar. En la medida que los proyectos planteados tengan un caso de negocio sólido y argumentos de respaldo bien estudiados, se tendrán mejores posibilidades de rendir frutos.

Cadena de Suministro

Aún y cuando es muy difícil predecir con exactitud cómo será la nueva realidad, es importante evaluar los cambios que pudieran impactar la cadena de suministro. No tenemos duda que la globalización como la conocemos será diferente y que se verá influenciada dada la expectativa de que los gobiernos adopten medidas nacionalistas para aquellas industrias que consideren estratégicas.

Cerca del 75% de las empresas han experimentado problemas en su cadena de suministro como resultado de las medidas de cierre tomadas por los gobiernos. La dependencia en pocos proveedores o concentraciones geográficas se verá disminuida, creando oportunidades para la producción local o regional. Consideramos que, en el corto y mediano plazo, la pandemia obligará a las empresas a seguir una tendencia de desglobalización mediante una regionalización de actividades reubicando parte de su cadena de suministro, disminuyendo así la dependencia de países como China.

Anteriormente, las estrategias de bajo costo y mínimos inventarios eran frecuentemente el marco de referencia, sin embargo, no se evaluaban los riesgos en los que se incurría. Cualquier cambio en la estrategia deberá considerar: agilidad y capacidad para reaccionar, colaboración digital, visibilidad a tiempo real de la cadena de suministro, análisis de la información y uso de herramientas de data analytics, así como el empoderamiento de los equipos para la toma de decisiones a tiempo. El rol del empresario será retar la cadena de suministro actual y evaluar cómo los cambios en la estrategia pudieran tener un impacto en el modelo de negocio de la empresa, tomando un enfoque integral y considerando los cambios en los hábitos de consumo, cambios en el modelo de negocios, entre otros factores.

Las empresas comienzan a evaluar su vulnerabilidad y la confianza que se le puede dar a su cadena de suministro, y no necesariamente por la incapacidad de los pro-veedores, sino por factores externos a ellos. El 67% de los empresarios mexicanos buscarán nuevos proveedores con mayor cercanía posterior a la pandemia.

Impactos Económicos

La contingencia actual ha causado que las empresas consideren reducción de sueldos, inclusive despidos, así como reducción en la jornada laboral buscando cuidar la solvencia y liquidez frente a los tiempos de crisis, por lo que el poder adquisitivo del consumidor ha disminuido. Estas acciones conllevan un impacto económico en las familias mexicanas, el cual se podrá observar a través de menores patrones de consumo y cambio en las preferencias de gasto. Cerca del 60% de las empresas esperan un menor consumo de parte de sus clientes.

Consideramos que el consumidor mexicano buscará adquirir productos con énfasis en el precio y satisfacer las necesidades principales. Dados los cambios de con-sumo de los clientes, es importante evaluar cuáles serán las nuevas necesidades del mercado objetivo y buscar satisfacerlas mediante la innovación en productos y servicios. En estos tiempos, el consumidor busca la seguridad, y si nosotros como empresa cumplimos esa necesidad, seremos menos vulnerables a cambios drásticos.

Nuevos Comportamientos del Trabajador

Regresando a las actividades tradicionales, habrá nuevos comportamientos en el mercado, pero también dentro de nuestra organización con nuestros trabajadores. Es sumamente importante el tener una estrategia clara de cómo será el regreso y los impactos en las actividades diarias desde espacios de oficina, distribución de baños, medidas de sanidad, aspectos de transportación, acceso a visitantes, entre muchas otras.

Aunado que esto pueda llevar un aumento en la productividad, por la reducción de distractores, es vital cuidar sus afectaciones como la desmotivación, comunicación en equipos de trabajo, conectividad de diferentes áreas de la empresa y la tranquilidad de nuestros empleados. Es momento de unirnos, en situaciones de in-certidumbre se busca un líder que transmita seguridad, honestidad y transparencia. Actualmente, se estima que el 87% de las empresas cuenten con un protocolo para el regreso de los empleados.

Nuestra Recomendación

En GPC impulsamos y estamos trabajando con nuestros clientes para que el empresario, hoy más que nunca, sea quien defina y de seguimiento a la ejecución de la estrategia del negocio. Para ello recomendamos primero cuestionar si la actual estrategia del negocio sigue sien-do válida. Segundo, establecer cuáles son los aprendizajes de la crisis y cuáles de las decisiones que se han tomado conforme se deberán mantener. Tercero, mantener la cercanía y comunicación con nuestra red de contactos que puedan servir como soporte. Por último, observar nuevas tendencias, noticias y documentos de fuentes confiables que nos mantengan informados y al día.

Consideramos que, con contadas excepciones, el modelo de negocios se verá modificado debido al gran impacto como resultado de la pandemia. A la par de que reconstruimos nuestro Modelo de Negocio, tenemos que evaluar y cuestionar el cambio en nuestros stakeholders. Por ejemplo:

Pudieran existir stakeholders adicionales dependiendo del giro de la empresa, en la medida que evaluemos los cambios en cada uno de ellos, podremos tener mayor y mejor información sobre cuáles podrían ser los impactos que tendrá nuestro modelo de negocio.

El Modelo de Negocios

El impacto de la pandemia nos lleva a recomendar una evaluación profunda del Modelo de Negocios. Es fundamental hacer un análisis en retrospectiva de la empresa: ¿Qué hacemos bien?, ¿Dónde estoy generando valor?, ¿Cómo me ven mis clientes y proveedores?, ¿Dónde estoy ubicado con mis competidores y con el cliente y a donde quiero llegar?, ¿Cómo establecemos las nuevas metas y lograremos estos objetivos? Posteriormente, evaluar las fortalezas y oportunidades que se presentan, especialmente ante cambios en tendencias. Y finalmente reflexionar ¿Qué estoy haciendo y cómo puedo adaptarme a las nuevas tendencias del mercado?

La empresa que tendrá mayores ventajas competitivas será aquella capaz de adelantarse a las tendencias y a los imprevistos.
La agilidad será fundamental.

Para poder aterrizar el nuevo modelo de negocios, junto con el plan estratégico, es fundamental contar con las capacidades necesarias. En GPC, consideramos que hay tres pilares fundamentales para cualquier organización: gente, procesos y tecnología; los cuales son apoyados por habilitadores tales como el capital, la liquidez de la empresa, cultura de trabajo, entre otros.

Las empresas con los equipos más preparados y que cuenten con la capacidad de identificar y tener respuesta ante las circunstancias serán quienes tengan la mayor probabilidad de éxito ante esta contingencia. Mediante esfuerzos digitales junto con inteligencia de negocio es posible ampliar y optimizar nuestros esfuerzos comerciales y operativos. En momentos de incertidumbre, traducir los esfuerzos tradicionales a resultados se vuelve más complicado; por ende, los esfuerzos a realizar deberán tener una mayor eficacia para incrementar los niveles de ventas. Hoy en día, la contingencia se presenta como una oportunidad valiosa de desafiar los procesos actuales. Es importante, contar con un plan de reacción previamente definido, el cual sirva como guía para cómo actuar en tales circunstancias.

Junto a los pilares fundamentales se encuentran habilitadores. Hoy en día el más importante es la liquidez. Quienes no cuenten ese capital o líneas de crédito, tendrán que hacer liquidas otros aspectos, tales como inventario, activos no productivos, entre otros.

Dentro del plan de acción tenemos que considerar tres frentes: ¿Qué haremos hoy?, ¿Cómo afrontaremos el mañana? y ¿Cómo planearé mi empresa para el mediano y largo plazo? Reflexionar en las etapas a futuro ofrece visibilidad de qué retos se presentarán y en qué momento los afrontaremos. Hoy es primordial enfocar-nos a la continuidad del negocio, así como cuidar el flujo de efectivo.

Recordemos que existe un mañana, y para ello tendremos que redimensionar el tamaño de la empresa, buscaremos asegurar la rentabilidad con los ajustes comerciales que se puedan tener. Será el momento de la adaptación ante una nueva normalidad. Más adelante, busca-remos explotar nuevas ventajas competitivas, identificar nuevas oportunidades comerciales.

Recordamos que es momento de ser ágil. Tenemos que dedicar el 80% de nuestro tiempo para reaccionar a la contingencia, observar lo que está pasando y analizar cómo nos puede afectar menos. Pero no podemos olvidar de reservarnos el otro 20% para pensar en el futuro y ver las oportunidades que se nos pudieran presentar.

Hoy, los esfuerzos para rediseñar el futuro de la empresa se convertirán en la fuente del éxito del mañana.

Éstas son las reflexiones que ofrecemos para sacarle el máximo provecho a ese 20%.

En Growth and Profit trasformamos empresas y familias empresarias, años de experiencia nos respaldan. Si busca asesoría, no dude en contactarnos.