Webinar: Reestructura de Créditos Empresariales

Webinar Reestructura de Créditos

Descripción - Un Tsunami de Bancarrotas

Con un decrecimiento de la actividad económica en México estimado a 10% anual, la crisis del COVID-19 ha provocado enormes problemas financieros. Es esencial que quienes se encuentren en la necesidad de requerir una reestructura de crédito se acerquen pronto a los bancos para buscar una solución conjunta. Conoce las causas de requerir un crédito y las mejores prácticas para llevar a cabo una negociación exitosa.

En esta sesión se realizó una encuesta a nuestros asistentes: El empresario mexicano ante la reestructura de créditos en tiempos de COVID-19. 

Si deseas saber más, te invitamos a consultar nuestro artículo: Reestructura de Créditos.

Preguntas y Respuestas

1. Si me encuentro en el caso de que el negocio no da, ¿qué alternativas tengo?

En este caso es esencial identificar hasta dónde da el negocio, saber por qué no está rindiendo y llegar con un planteamiento al banco. 

 

2. ¿Cuál es su esquema de trabajo y honorarios para un problema de este tipo?

Nosotros complementamos generando el caso de negocio. Sabemos muy bien qué les hace falta y qué necesitan. Los ayudamos y acompañamos durante todo el proceso y en la relación con las instituciones en dónde contamos con buenas relaciones.. En el esquema de trabajo, se cuenta con un retainer de inicio y otra parte a éxito, teniendo los resultados deseados.

 

3. ¿Podrían hablar un poco más de las quitas y mencionar cual sería una buena tasa de negociación?

El estar negociando una quita denota que ya se agotaron todos los recursos de negociación disponibles. A veces se puede conseguir a un externo que compre la deuda, o se puede intentar negociar con otro tipo de recursos. Sin embargo, se parte de la base de que ya no hay nada con lo que negociar. Depende de cada quién como se negocia la quita, pero es complicado obtener los recursos para pagarla.

 

4. ¿Cómo ven la posibilidad de un concurso mercantil? Y, ¿cómo me sirve un concurso mercantil?

El concurso mercantil es la negociación con los acreedores. Es un recurso, pero es algo que ya sale de la mano en la negociación con los bancos. Se requiere de un interventor, que buscará la mejor forma de liquidar la empresa. Partiendo de que primero van los empleados, luego el fisco, los acreedores garantizados, luego el resto de los acreedores y finalmente los accionistas. Por lo tanto, dependiendo de su posición, conviene o no el concurso mercantil.

 

5. Cuando dejo de pagar mi crédito, entiendo que el banco tiene áreas especiales para cobranza. Si sucede esto, ¿qué me recomiendan?

Cada caso es específico. Sin embargo, si se realizaron estos pagos y se pueden recuperar, te sugerimos entablar negociaciones no con Cobranza sino con Riesgos. Evalúa tu caso con ellos y si no tienes la capacidad de pago, llevarlo sin poder pagarlo. Nosotros creemos que por esto el timing es muy importante ya que recomendamos que lleguen a una negociación cuando todavía no estás en un proceso de cobranza o más adelantado. No es lo mismo una reestructura financiera a una recalendarización del contrato y lo que se busca hacer es evitar una reestructura por lo que se busca un proceso de negociación. El tener dinero a mano ayuda a evitar caer en cartera vencida o default. Tanto que no se esté en default se encuentra uno en un proceso de negociación que permitirá mejores condiciones. Al mismo banco le interesa que no caigan en el otro cajón ya que quiere recuperar lo más posible de lo que perdió.

 

6. Algunas empresas están buscando financiamiento por parte de la bolsa mexicana de valores para luego pagar al banco ¿cómo ven esta alternativa?

Esto parece complicado, ya que a la bolsa se entrará con una calificación de tu deuda. Hay que recordar que en la bolsa se emitirá papel comercial no garantizado, entonces difícilmente se podrá entrar a sacar un papel para pagar otro papel que ya cuenta con complicaciones. Ahora, si lo que tu tienes es un muy buen perfil y una muy buena calificación, esto es muy recomendable ya que se encontrarán condiciones mucho más favorables en tazas, plazos y garantías en la bolsa comparado a las condiciones comerciales de la banca.