Invertir para Mejorar

Una pregunta frecuente que me hacen amigos empresarios es: ¿porque debo de invertir en áreas de mi empresa que no generan ingresos, cuando la operación cada vez me demanda más recursos? y la respuesta que siempre les doy es: Mejor pregúntate, ¿cuánto me ha costado no haber invertido en esas áreas antes? Para ayudar a contestar esta segunda pregunta, dividí mi nota en tres apartados de conceptos y prácticas de negocio:

Básicos

NO ME EXPLICO CÓMO OPERAS SIN ELLOS

Son básicos, aquellos conceptos que no me explico cómo haces para operar sin ellos.

Con más de 40 años en consultoría, he notado que una carencia común en la empresa mediana mexicana es la información financiera confiable. Contar sola- mente con la contabilidad que utilizas para tus declaraciones de impuestos limita las decisiones educadas y asertivas para la mejora y el crecimiento de tu negocio. Si este es tu caso, o te estás cuestionando si tu información financiera es confiable, te invito a hacerte las siguientes preguntas:

Sin estos elementos básicos, contenidos en un sistema de reporteo financiero eficaz, es muy difícil lograr la permanencia del negocio. Las decisiones se tomarán conforme las circunstancias se presentan. Sorprendentemente, hay una gran cantidad de empresas y empresarios que carecen de ellos. Anímate a invertir en los cimientos administrativos de tu negocio. Necesitas un sistema de contabilidad diseñado al repor- teo financiero, con controles internos de entradas y salidas, almacén, cobranza y pagos. El objetivo es que cada vez que revises la información financiera que te presenten, te haga sentido lo que vez.

Intermedios

PERMITEN MEJORAR NUESTRA EFICIENCIA

Los intermedios son aquellas prácticas y procesos que nos permiten mejorar nuestra eficiencia y no solamente mirar hacia el pasado, como es el hacerlo a través del reporteo financiero.

Planear hacia el futuro, con prácticas como planeación estratégica, presupuestos y proyecciones financieras incluye aprovechar el apalancamiento y flujo de efectivo, medir avances periódicamente y tener claras las funciones, responsabilidades y metas en la organización, midiendo su cumplimiento y recompensando a los empleados conforme a sus resultados.

Por otra parte, necesitas invertir en tecnología para negocios. Es importante soportar los procesos núcleo de la organización con tecnología, para lo cual debemos buscar dentro de nuestra industria aquellas que mejor nos apoyen. Para procesos de soporte, pueden ser los ERP (Enterprise Resource Planning) o CRM (Customer Relationship Management) los que nos permitirán que nuestros procesos sean estandarizados y repetibles. La tecnología nos ayuda a administrar por excepción, sin necesidad de que los propietarios estén directamente involucrados en la ejecución de las operaciones.

Invierte en gente capaz y entrenarlos. Alguien me comento en una ocasión: “Es de flojera que inviertes en gente, en entrenarla y esta se te va”, mi respuesta fue: “Es más flojera que no los entrenes y se te queden”. Por ello, invierte también en retenerlos, promover a las estrellas en la organización, deshaciéndonos de aquellos elementos que no contribuyen. Herramientas de evaluación de desempeño y programas de compensación variable son ayudas muy efectivas para este propósito.

Avanzados

TE DISTINGUEN DE LOS COMPETIDORES

Los avanzados son aquellas herramientas que nos permiten distinguirnos de los competidores.

Conceptos como innovación, inteligencia de negocios, marketing digital, ciberseguridad, internet de las cosas, blockchain, robots y el data analytics, son algunas de las nuevas tecnologías e innovaciones que nos ayudarán a ser más competitivos, llegar a nuevos mercados y contar con mejores elementos para tomar decisiones. Piensa que la tecnología cada vez es más poderosa y asequible. Nuestra organización puede volverse digital sin mucha inversión, teniendo una clara visión de cómo la tecnología ayudará a lograr nuestra estrategia de negocios.

Y quizás de lo más importante será establecer un Consejo, ya sea Consultivo o de Administración, que incluya la participación de consejeros independientes que nos apoyen. Su funcionamiento adecuado incluirá contar con una agenda bien definida y con materiales de soporte que nos permitan discutir los temas críticos de nuestra empresa, así como dar seguimiento a nuestras iniciativas. Tener la formalidad de un Consejo, nos obliga a hacer cortes periódicos en nuestra actividad diaria, para dar paso a sesiones que nos ayuden a volvernos más estratégicos que operativos.

Estimado lector que nos favoreces con tu valioso tiempo: espero que estas breves líneas te permitan hacer una reflexión profunda de aquellas prácticas y herramientas que utilizas en tu empresa. Cada vez más, la competencia se desenvuelve en un entorno complicado y competido, pero al mismo tiempo lleno de oportunidades. Que esta reflexión te lleve a la acción de invertir para mejorar la competitividad de tu empresa.

Si has logrado llegar al lugar en el que hoy te encuentras, a pesar de todas las carencias que puedas tener, imagina como podría ser tu empresa si la equipas mejor de lo que se encuentra. Así que ya sebes, pregúntate ¿cuánto te ha costado no haberlo hecho antes?

Rafael Gómez Eng

Rafael Gómez Eng

Socio fundador de Growth & Profit Consulting, 45 años en Consultoria y Consejero Independiente gomezeng@gpcmx.com

× Escríbenos