Éxito en sucesión testamentaria

Debido al mal manejo del capital familiar por parte de uno de los miembros de la familia, la familia empresaria Garza Gonzalez* contactó a GPC buscando apoyo en la revisión de testamento y diseño de un fideicomiso de sucesión testamentaria que asegurara el proceso de sucesión adecuado. A lo largo del proceso, se identificaron y corrigieron las lagunas que pudieran ocasionar riesgos o problemáticas resultando en el éxito de la sucesión testamentaria.

En resumen:
Historia Completa

La familia Garza Gonzalez* contaba con un miembro de la familia con mal manejo del capital familiar. Buscando apoyo, se acercó a GPC para desarrollar un proceso de sucesión testamentaria. Al realizar el diagnóstico, GPC notó inconsistencias en el testamento del patriarca e identificó que estas podrían haber sido utilizadas en contra de los intereses de la familia.

El objetivo del proyecto fue desarrollar un fideicomiso de sucesión testamentaria que cumpliera la voluntad del patriarca, eliminando cualquier ambigüedad en documentos oficiales que pudiesen ser causantes de problemáticas o riesgos en la distribución de la herencia.

Los principales obstáculos de este proyecto fueron, esencialmente, la comprehensión de las relaciones intrafamiliares y los diferentes escenarios que se podrían dar si las cosas se hubiesen quedado como estaban. De igual forma, comprender la voluntad del patriarca y sus objetivos a futuro para la familia fue un proceso elaborado.

Los obstáculos se atacaron en dos partes. Primero, una sección de diseño y posteriormente una sección de ejecución. El periodo de diseño incluyó la definición de objetivos personales y familiares, el diseño del esquema del Fideicomiso, los bienes a ser incluidos y, finalmente, la modificación del modelo de operación. Este periodo dio paso a la etapa de ejecución, cuya implementación trajo los cambios deseados por el patriarca y la familia. Durante la ejecución, se establecieron cláusulas críticas para el contrato del Fideicomiso, se obtuvo la aprobación del fiduciario, se firmó el Fideicomiso y se cambió el testamento. A lo largo del proceso se identificaron y corrigieron las lagunas en el contrato que pudieran ocasionar riesgos o problemáticas en el proceso de sucesión.

GPC propuso un fideicomiso de sucesión testamentaria en la que se desarrolló un contrato mediante el cual se traspasen los derechos fiduciarios a los herederos designados, en partes iguales. Hoy, podemos decir que la sucesión testamentaria se llevó a cabo con éxito y sin contratiempos. Por otro lado, GPC continuó apoyando a la familia en su negocio en la adopción de buenas prácticas de Gobierno Corporativo, la habilitación del Comité de Operaciones y Consejo de Administración y un proyecto de due dilligence para una transacción de fusión exitosa.

* La privacidad es muy importante para nosotros, debido a esto, hemos cambiado el nombre de nuestros clientes para no comprometer cualquier información confidencial, todos los resultados son reales.